Infracciones y Multas de Hacienda

Si tienes una empresa, eres autónomo o estás pensando en emprender por alguna de estas dos vías o por cualquier otra, seguramente te interese conocer cómo funciona hacienda en lo referente a las posibles infracciones que puedas llegar a cometer y a sus correspondientes multas. Lo primero que has de saber es que, al igual que en cualquier otro caso, no conocer la ley no te exime de su cumplimiento, por lo que deberías prestar cierto interés a todos estos asuntos que pueden llegar a evitar sorpresas en forma de sanciones.
Desde Innova Gestors, como expertos en este tipo de temas, hemos pensado que podría ser de gran ayuda tocar este tema y ponerte en aviso de algunos aspectos, como pueden ser las irregularidades que no deberías cometer, qué supone cada una de ellas, o cuánto dinero deberías ir preparando en caso de haber llevado a cabo cualquiera de estas infracciones. Aunque es un asunto complejo, podemos sintetizarlo y hacerlo lo más comprensible posible, dando relevancia a los aspectos que verdaderamente la tienen.
Por ello vamos a estructurar el post centrándonos en tres puntos clave: comenzaremos por las infracciones más frecuentes a este respecto, ya que, aunque hay varias, por lo general solemos caer siempre en los mismos errores. Por otra parte, hablaremos de su clasificación a ojos de hacienda, y finalmente, nos referiremos a las correspondientes sanciones que pueden resultar de cada falta en función de su gravedad -aspecto que se trata precisamente en la calificación-.

¿Cuáles son las infracciones que se cometen de manera más habitual?

Aunque los tipos de infracción que se pueden llegar a cometer son numerosos, en realidad, todos tienen en común dos posibles acciones: la ocultación de datos o el empleo de medios fraudulentos, y en algunos casos se llegan a dar ambas situaciones. A partir de aquí, existen diversos factores que influyen en la gravedad de la infracción y en la cuantía de la multa a pagar.
Si profundizamos en los aspectos de la ocultación y el fraude, cabe señalar que la primera se refiere a los casos en los que la infracción reside en la no presentación de declaraciones de hacienda, o en la presentación con datos falsos que ilustren operaciones inexistentes, o que dejen de mostrar operaciones que sí se han realizado, de manera que se influya en la determinación de la deuda, siempre y cuando dicha incidencia represente un porcentaje superior al 10% de la base de la sanción.
Por otra parte, el empleo de medios fraudulentos puede aparecer en tres casos diferentes. En primer lugar, cuando se presentan facturas falsas y la incidencia en la deuda supere el 10% de la base de la sanción; en segundo lugar, cuando se utilicen personas o entidades interpuestas y, por último, cuando se den anomalías en libros de cuentas o en los diversos registros que se han de tener por norma, y la incidencia en la deuda es superior al 50% de la base de la sanción.

Si necesitas una asesoría fiscal por una infracción o multa en Innova Gestors sabemos cómo funciona Hacienda y podemos ayudarte.

Clasificación de las infracciones por parte de hacienda

Hacienda clasifica las irregularidades según su gravedad, y lo hace mediante tres escalones como son las infracciones leves, las graves y las muy graves, y las correspondientes penalizaciones siempre van a ir en función del escalón en el que se sitúe la incorrección. Veamos detalladamente las tres posibilidades:

  1. Infracciones leves: tienen lugar cuando la base de la sanción es inferior a los 3000 euros o cuando la base de la sanción sea superior a esta cifra, pero no haya habido ocultación.
  2. Infracciones graves: se dan si la base de la sanción supera los 3000 euros y hay ocultación, cuando se da una contabilidad incorrecta y la incidencia sobre la deuda oscila entre el 10% y el 50% de la base de la sanción, también tienen lugar si se aportan facturas o documentos falsos pero la cifra no supera el 10% de la base de la sanción y, por último, cuando se trata de cantidades retenidas, cuyo importe es inferior al 50% de la base de la sanción.
  3. Infracciones muy graves: se dan cuando las cantidades retenidas son superiores al 50% de la base de la sanción, y también siempre que se utilicen medios fraudulentos.
    Las pautas de las que se vale hacienda para determinar el nivel de gravedad de una infracción, son la reincidencia en los mismos errores en un plazo menor a cuatro años, el incumplimiento a un nivel importante de la obligación de facturación o documentación, la cuantía del perjuicio económico causado a hacienda, y el acuerdo mostrado por el infractor, que puede derivar en la reducción de la multa.

Sanciones impuestas por hacienda

Podemos encontrar tres tipos diferentes de multas impuestas por hacienda ante cualquier infracción, las cuales se conocen como sanciones no pecuniarias, sanciones pecuniarias de cuantía fija, y sanciones pecuniarias de cuantía proporcional. Las últimas son las que se suelen definir según la gravedad y la infracción en sí. Cuando se trate de una infracción leve, la sanción será del 50% de la cuantía no ingresada, mientras que si es grave podrá oscilar entre el 50% y el 100% del importe, y si es muy grave irá entre el 100% y el 150% de la cantidad evadida.
En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es evitar las sanciones, y eso es algo tan sencillo como contar con Innova Gestors, puesto que somos asesores financieros, fiscales y contables y contamos con una gran experiencia desarrollando nuestras labores con numerosos clientes que llegan de España y de Andorra. Te asesoraremos a la perfección para que no cometas ninguna irregularidad fruto del despiste o del error, algo que siempre puede ocurrir.

Infracciones y Multas de Hacienda
5 (100%) 1 vote