¿Has cumplido los objetivos de 2016?

Acabamos de dejar un año y todos los que nos dedicamos de uno u otro modo al mundo empresarial hemos de plantearnos la misma pregunta de cada ejercicio. Y tú, ¿has cumplido los objetivos de 2016? Aunque suene a tópico, se hace necesario revisarlos con asiduidad, puesto que al fin y al cabo vivimos de ellos.

¿Qué ha salido bien? ¿Qué ha salido mal? ¿Qué se debe cambiar? ¿Qué se puede potenciar o mejorar? Responder a estas preguntas con los resultados en la mano siempre va a ser lo más adecuado y, por supuesto, en base a ello configuraremos y planificaremos el ejercicio que va a comenzar, en este caso el año 2017.

No importa si estás emprendiendo o si ya hace tiempo que formas parte del club de los autónomos, ni tampoco si diriges u ocupas algún cargo importante de cualquier PYME o empresa mayor. Todos tenemos unos objetivos empresariales, económicos e incluso personales que cumplir año tras año, y cuando se acercan estas fechas, a finales de diciembre, tenemos un duro trabajo por delante más allá de la preparación de cenas, de las compras de regalos y de redecorar el hogar.

La Navidad es una fiesta entrañable, pero la vida sigue y en el horizonte asoma un nuevo año que está a la vuelta de la esquina. Y desde Innova Gestors queremos aprovechar estas fechas para darte un empujoncito con este post en el que hablaremos acerca de los objetivos pasados y futuros. Sabemos que te interesa, porque si hay algo que tenemos en común todos los que llevamos a cabo actividades empresariales y, por lo tanto, económicas, es que tenemos que hacer este análisis cuando llegan estos momentos; son nuestras particulares notas de fin de curso, y de ellas depende nuestro presente y nuestro futuro.

¿Has sacado sobresalientes con los objetivos de 2016?

No es sencillo, en absoluto, sacar notas altas en esto de las carreras empresariales. Puede que vaya bien, muy bien o incluso excelente, pero ¿seguro que no hay nada que se pueda mejorar? Como realmente todo puede ocurrir, ésta es una opción más que también debe ser valorada, y si esto ocurre jamás puedes pensar que ya está todo hecho. Se trata de un gran error y no augura un buen futuro a quienes toman la decisión. ¿Por qué? Porque para mantenerse en la cresta de la ola se necesita seguir trabajando duro, porque los mercados siempre están en movimiento y no sabes cuándo la competencia te podrá superar, ya que trabajará duro para lograrlo, y porque siempre has de adaptarte a los tiempos que corren en cada momento.

Por otra parte, ¿te has planteado abrirte nuevos horizontes? Puede que todo te vaya tan bien que no necesites cambiar o mejorar nada, pero ¿no piensas en crecer? Abre un nuevo negocio o haz crecer el tuyo, investiga nuevos mercados y ofrece productos o servicios que hasta ahora no tenías, o simplemente extiende tu empresa a nivel geográfico o contrata a más trabajadores para brindar más eficiencia a tus clientes. Si hasta ahora te ha ido bien, ¿por qué iba a cambiar?

¿Has aprobado justito?

Si tus notas han ido bien, pero no has destacado en nada, no te preocupes, esto es algo que siempre puede pasar. En este caso deberías ver en qué puede mejorar tu empresa o tu actividad como autónomo, y buscar el modo de hacerlo. Alégrate por haber tenido ganancias y que eso te sirva como una inyección de ánimo para afrontar el nuevo ejercicio, lo vas a necesitar tanto como las ganas, la fuerza, el trabajo duro e incluso una pizca de suerte.

Trata de potenciar al máximo lo que hayas hecho bien, ya que si no has tenido pérdidas será porque algo ha funcionado. ¿Consideras que hay un aspecto muy concreto de tu negocio que te ha salvado todo lo demás? Entonces déjate la piel por hacer que sobresalga más todavía y centra tus esfuerzos en él más que en el resto, no pienses que debes dedicarte a lo demás porque eso ya esté bien. Y, por último, por supuesto, trata de cambiar lo que haya lastrado tu crecimiento económico.

¿Has suspendido en tus objetivos?

Si tu actividad empresarial ha ido mal, debemos ponernos un poco más serios. Lo primero que has de hacer es analizar el porqué de estos resultados. No nos estamos refiriendo a un hecho u otro, ni a aspectos aislados que hayan pesado más, sino a algo mucho más profundo, a la raíz del problema. ¿Planteaste unos objetivos realistas? ¿Funciona verdaderamente tu modelo de negocio? ¿Has escogido el momento, el lugar y el personal adecuados? ¿Has puesto todo el esfuerzo que deberías? ¿Simplemente te has estancado? Sea como fuere debes pararte a pensar y tomar cartas en el asunto.

En raras ocasiones la solución va a ser tirar la toalla, pero también es algo a plantearse; sin embargo, quizás lo mejor sea cambiar. Cerrar un negocio al mismo tiempo que el año y comenzar de cero con algo nuevo. La mayoría de grandes empresarios han fracasado en numerosas ocasiones, así que estos errores no significan nada, aunque te servirán de mucho en un futuro si has sabido aprender de ellos. En cualquier caso, lo que está claro es que tienes que cambiar algo, y el fin de 2016 es un buen momento para comenzar a hacerlo.

Planea el año 2017

Tanto en unos casos como en los otros, está claro que al final hay un punto en común: la planificación del curso que viene. El 2017 estará cargado de oportunidades y de piedras en el camino, de grandes resultados y de fracasos estrepitosos, y esto es algo que en gran parte depende de ti y de cómo afrontes el final de 2016. ¿Has cumplido con los objetivos de este año? Tanto si tu respuesta es afirmativa como si es negativa, comienza a planear los siguientes teniendo en cuenta en todo momento los resultados del presente ejercicio.

Nosotros, desde Innova Gestors, estaremos encantados de ofrecerte toda la ayuda que necesites y de formar parte de tus futuros éxitos; como asesores contables, fiscales y financieros con una gran trayectoria a nuestras espaldas, ya hemos acompañado a muchos empresarios y autónomos que han logrado grandes resultados, ¿por qué no nos consultas tú?

¿Has cumplido los objetivos de 2016?
5 (100%) 1 vote