En qué consiste la residencia fiscal

No es lo más habitual pero en Andorra se da mucho el caso de residir en un país, España, (concretamente en la población de La Seu d’Urgell) y trabajar en otro (Andorra). En este caso surgen muchas dudas referentes a la residencia fiscal y el país donde hemos de declarar impuestos.

La reciente ley del IRPF de Andorra establece las normas para identificar la residencia fiscal de cada uno de nosotros. No obstante lo primero a identificar son estos cuatro puntos:

Permanencia en Andorra durante más de 183 días durante el año natural.
Tener actividades o intereses económicos el núcleo principal o la base de las cuales radiquen en Andorra, de manera directa o indirecta.
Presunción de residencia fiscal cuando reside en Andorra el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad.
Diplomáticos andorranos en el extranjero, cónyuge e hijos menores.

Pero, hay casos en los que estas cuatro cuestiones no resuelven del todo la identificación de la residencia fiscal. Si de acuerdo a los anteriores criterios, una persona física es residente en dos estados, la situación se resuelve así:

Disponibilidad de vivienda permanente: Se considerará residente del estado donde dispone de una vivienda permanente. Si dispone de dos, se considerará residente del estado donde mantiene vínculos personales y económicos más estrechos.
Estado de pernoctación habitual: Si no se puede determinar donde tiene el centro de intereses vitales, o si no dispone de vivienda habitual permanente en ningún estado, se considerará residente del estado donde pernocta de manera habitual.
Nacionalidad: Si se pernocta de manera habitual en los dos estados o no se pernocta en ninguno, se considerará residente del estado de donde posee la nacionalidad. Cabe decir que Andorra no permite la doble nacionalidad.

Así que, una vez aclarado este punto de residencia fiscal, debemos pensar en dónde hemos de hacer nuestra declaración de la renta. Algo que para los residentes en Andorra, es totalmente nuevo, y que haremos por primera vez este año 2016. Tengamos muy en cuenta nuestra residencia fiscal para hacer la declaración de nuestra renta mundial. No seamos tan técnicos, renta mundial quiere decir que todo lo que ganemos, sea en el país que sea, lo hemos de declarar en nuestro país de residencia fiscal.

Ahora que ya sabes en qué consiste la residencia fiscal terminamos con el formulario que hay que presentar

A partir de ahora, oiremos hablar mucho del formulario 300 que no están obligados a presentar los contribuyentes que únicamente obtengan rentas procedentes de alguna o la totalidad de las fuentes siguientes:

Rentas del trabajo.
Rentas del capital mobiliario.
Rentas exentas.

El plazo de presentación es entre el 1 de abril y el 30 de septiembre del año posterior a declarar. Así que mucho ánimo que solo faltan unos meses para que se termine el plazo. Si necesitáis ayuda en vuestra declaración no dudéis en contactar con nosotros, os ayudaremos encantados.

 

Residencia fiscal en Andorra - español

Guardar

Guardar

En qué consiste la residencia fiscal
¿Valoras este post?