Diferencia entre gestoría y asesoría

¿Necesitas una gestoría o una asesoría? ¿Sabes la diferencia entre gestoría y asesoría? Asesorar, gestionar o guiar a una empresa en su andadura económica suele ser parecido pero si queremos matizar no es lo mismo. Estas diferencias radican sobre todo en el servicio principal ofertado al cliente: asesorar o gestionar directamente las obligaciones empresariales del mismo.

Hablar de gestoría y de asesoría, por desconocimiento, nos puede parecer lo mismo. Además un asesor, muchísimas veces, acaba realizando los trámites de sus clientes y al revés, es decir, un gestor puede asesorar sobre cómo realizar estos trámites de manera más eficaz para la empresa. Así que, solo si queremos ser muy puntillosos vamos a hablar de estas diferencias. Habrá quien diga que un gestor hace más que un asesor y viceversa. Sinceramente, no es así y explicamos el porqué.

¿Qué debería hacer una gestoría que no hace una asesoría?

La respuesta es sencilla: gestionar los trámites de sus clientes.

Para contratar una u otra figura, ¿en qué debemos fijarnos? ¿En el calificativo de gestor o asesor? Pues debemos prestar atención a los servicios incluidos en el presupuesto. No es lo mismo que nos gestionen los impuestos, lleven nuestros trámites y nos quedemos tranquilamente llevando el control de nuestra empresa, que, tan solo nos asesoren sobre cómo hacerlo. Tampoco es lo mismo que nos realicen todos los trámites sin, en ningún momento, orientarnos sobre posibles mejoras o ventajas de realizar algunos cambios en la empresa.

  1. Gestoría: Comúnmente se llama así a la empresa a la que se le dejan todos los “papeles” y nos gestionan los impuestos, contabilidad, nóminas…etc. Depende de lo estricta que sea la gestoría podrá o no asesorar sobre qué trámites realizar o no en la empresa, proporcionando al cliente una ayuda y servicio extra. Según mi punto de vista, una empresa que día a día lleva las gestiones, realiza trámites y ve in situ el funcionamiento de sus clientes, puede y está más capacitada para asesorarle sobre posibles cambios en sus gestiones, así como recomendarles el cambio o no de su forma jurídica, planificar su estrategia de impuestos…etc.
  2. Asesoría: cuando vamos a una asesoría es para pedir consejo sobre cómo realizar los trámites en cuestión. Que nos los realicen o no tiene un coste añadido, evidentemente, las horas empleadas para asesorar y/o para realizar gestiones no son lo mismo ni deben ser incluidas en el mismo “lote”.

La diferencia vital entre asesoría y gestoría radica en el servicio

Por todo esto, se puede considerar que la diferencia vital entre asesoría y gestoría radica en el servicio, extra o no, que una gestoría y asesoría aporten a sus clientes. Tenemos que tener muy en cuenta la formación del equipo humano que lo componen, pues en muchas ocasiones, y debido al gran intrusismo que hay en esta profesión, nos encontramos a personas que sin titulación ejercen de asesores o gestores sin realmente tener los conocimientos para ello.

Si lo que buscas es una empresa que te asesore, te aconseje y te informe sobre posibles ahorros o trámites a realizar que sean más convenientes, deberías contratar una asesoría. Pero si por el contrario necesitas que alguien te prepare la contabilidad, se encargue de realizar las declaraciones periódicas de impuestos y otros trámites obligatorios, lo que te hace falta, sin duda es una gestoría.

Y si necesitas las dos figuras porque además de un apoyo y guía en la empresa, quieres que te realicen todos los trámites y desentenderte de estas tareas, pide un presupuesto de gestoría para ello, muchas gestorías y asesorías, dan ambos servicios y la diferencia entre ambas no es solo la nomenclatura sino el presupuesto de asesoría que se está pidiendo y servicios ofertados en el mismo. De esa manera podrás también saber si el precio ofertado es caro o barato.

Busca, compara y equipara los servicios que te ofrecen por un precio razonable.

Diferencia entre gestoría y asesoría
4.2 (84%) 5 votes