Despedir a un empleado, y ahora qué?

Tomar la decisión de despedir a un empleado es difícil. Ya sea por motivos económicos o meramente laborales, es un paso que requiere meditación y sobre todo valoración económica. Despedir a un trabajador, sobre todo si lleva tiempo en la empresa, es caro. Atendiendo a si se trata de un contrato indefinido o de duración determinada, el coste y formalidades del finiquito pueden ser bastantes diferentes. Además, entran en juego las causas que lo han desencadenado, que pueden ser no causales (sin motivo justificado hacia el trabajador) u objetivas (cuando el trabajador haya cometido algún tipo de falta).

  1. Contrato indefinido: para este tipo de contratos, los conceptos a remunerar por despido no causal serán los siguientes:

a. Preaviso: se comunicará el despido con una antelación de un día por mes trabajado hasta un máximo de 90 días. En caso de no comunicárselo, este preaviso se ha de pagar

b. Compensación económica: será de 25 días por año trabajado o la parte proporcional, hasta un máximo de 365 días.

  1. Contrato de duración determinada: en principio no se puede rescindir un contrato de este tipo salvo causas objetivas. Pero existe una indemnización reflejada en el artículo 98 de la “LLei 35/2008 de 18 de desembre del Codi de relacions laborals”, que nos puede permitir rescindir el contrato antes de la fecha estipulada. Esta cuantía no puede ser inferior a la indemnización del despido injustificado que le tocaría en caso de contrato indefinido ni al equivalente a tres meses de salario por año que le reste de contrato. En todo caso, este tipo de despidos en concreto, es conveniente estudiarlos bien para no tener problemas.

En caso de despedir a un empleado por causas justificadas entran en juego diversos trámites como la de las faltas y/o sanciones al empleado, la comunicación de las mismas y en caso de faltas que provoquen el despido por causas objetivas también comportan el envío de carta certificada, testigos…etc.

Calcular la cuantía a la hora de despedir a un empleado

Para no hacernos muy pesados e intentar dar un par de pautas a la hora de calcular la cuantía de un despido, vamos a suponer un ejemplo para que se entienda a la perfección:

Se despide a un trabajador con contrato indefinido desde el 1 de enero 2016. Se decide comunicárselo a fecha 30 de septiembre de 2016 y no pagarle el preaviso, es decir, que se vaya en el momento de la comunicación. Así mismo, a este empleado le restan 3 días de vacaciones pendientes de disfrutar, un día festivo trabajado y cobra un salario bruto de 2000€ por un trabajo de lunes a viernes y de 8 horas al día. No tiene retención en nómina por IRPF.

  1. El preaviso se calcula a razón de 1 día por cada mes trabajado, así que le corresponderían 9 días. El cálculo económico sería el resultado de dividir su salario bruto entre 30 y multiplicarlo por los 9 días que vamos a pagar 2.000€/30 días=66,67×9 días=600€
  1. Compensación económica a razón de 25 días por cada año trabajado, como no llega al año se le paga la parte proporcional que son 18,75 días. El cálculo económico se realiza en base a la fórmula anterior: 2.000€/30=66,67×18,75 días= 1.250€
  2. Salario mensual: el trabajador ha realizado su trabajo hasta el 30 de septiembre, por lo tanto, ha de cobrar sus 2.000€ por este concepto.
  3. Vacaciones: de vacaciones le restan por disfrutar 3 días así que se los vamos a pagar en el finiquito. 2.000€/30×3= 200€
  4. Festivo trabajado: sabemos que en ese día ha trabajado 8 horas y se las tenemos que abonar, pero el cálculo del día efectivo de trabajo se realiza de una manera diferente. Multiplicamos su salario mensual, por 12 meses y dividimos entre 52 (semanas), entre 40 (horas semanales) y multiplicado por sus 8 horas diarias. El resultado es de 92,31€ por el día efectivo trabajado.

Conceptos sujetos a IRPF al despedir a un empleado

Recapitulando los cálculos también debemos interpretar los conceptos sujetos a IRPF y los que no.

finiquit

Este sería un ejemplo bastante frecuente pero como siempre, pueden existir casos puntuales para lo que recomendamos leerse bien los puntos de la ley pertinente y sobre todo, pedir asesoramiento laboral a un buen gestor.

Despedir a un empleado, y ahora qué?
5 (100%) 1 vote