De vacaciones, destino: centro comercial

Comprar ya forma parte de nuestro ocio, un cambio de mentalidad que se ha ido produciendo en los últimos años y ya se asume como algo normal intentando explotarlo cada vez más por parte de las marcas comerciales.

Las grandes ciudades españolas como Madrid y Barcelona ya se encuentran en el ranking de los mejores destinos de este tipo de turismo y es que somos turistas “gastones”. Quizás en Andorra, estamos más acostumbrados a este tipo de turismo y forma parte de nuestro día a día, pero en países como en España se encuentra en pleno auge y las grandes compañías están apostando fuerte por ello.

Los outlets y las marcas de lujo están entre los principales atractivos para los turistas compradores. Por poner ejemplos cercanos tenemos La Roca Village y grandes centros comerciales al estilo del Centro comercial Diagonal Mar o La Maquinista, todos en la provincia de Barcelona.

Si nos centramos en datos extraídos de The Globe Shopper Index, de media los turistas gastan en España 971€ en su estancia, los estadounidenses nos dejan una media de 182€ al día y los viajeros chinos han dejado unos 250 millones de euros en tan solo un año. En total, durante el año 2014 España ha recaudado unos 63.000 millones de euros procedentes del turismo extranjero y en gran parte, la situación geográfica y gastronomía de España influye en este auge. España es considerada un destino turístico de sol y playa principalmente pero más allá de este tipo de turismo más tradicional, cada vez más, hay turistas que visitan el país para comprar, recibir un tratamiento médico o simplemente vivir otro tipo de experiencias que no encuentran en su país.

El caso de Andorra se podría enfocar también de esta manera, y es que estamos más acostumbrados a orientarnos al turista, a nivel comercio se adaptan horarios, puentes, vacaciones y se hacen eventos especialmente enfocados a nuestros visitantes de fin de semana. Si antiguamente se venía a Andorra a comprar tabaco, chocolate y azúcar, ahora se viene a comprar ropa de marca, cosmética/perfumería y tecnología, aunque en los últimos años (y sin culpar a la crisis) la diferencia de precios entre Andorra y España es menor, llegando muchas veces a ser más barato comprar fuera del principado. Como ejemplo más reciente tenemos la apertura del supermercado Mercadona en la Seu d’Urgell que en sus primeros días albergaba más coches de matrícula andorrana que española haciendo un poco de resquemor entre el sector alimentario de Andorra.

vacaciones dinero

Y volviendo al consumo por parte de los turistas, dice un reciente estudio de mercado que el turismo sanitario moverá en seis años mil millones de euros hablando siempre de servicios privados tales como estética, balnearios y tratamientos médicos especiales. Y estamos aquí frente un gran mercado en pleno crecimiento. Parafarmacias que ofrecen servicios o regalan tratamientos a sus clientes, clínicas abiertas recientemente en nuestro pequeño principado y Caldea (con su nueva ampliación Inuu) son ejemplo de ello.

Habrá que esperar un poco para ver a donde nos lleva todo este auge turístico pero lo que sí está claro es que si en los países vecinos lo han visto claro y apuestan fuerte por ello, aquí no nos podemos dormir y hemos de seguir por esta línea para mantener nuestras referencias comerciales y mantener el turismo consumista.

De vacaciones, destino: centro comercial
¿Valoras este post?