Control de tesoreria en la empresa

Uno de los temas que más dolores de cabeza puede traer a un negocio es la de tesorería de la empresa. No solo es suficiente saber que tenemos dinero disponible para hacer frente a nuestros pagos sino que es necesario tener un control y saber hacer una previsión correcta, preferiblemente cada mes.

Esta gestión está expuesta a ciertos riesgos así que el proceso de control ha de estar bien diseñado y debe hacerse con regularidad y mucha coherencia.

Los objetivos del control de tesorería deben ser tanto operativos como contables

  • Operativos: tienen en cuenta la planificación de flujo de caja para hacer frente a los compromisos de pago
  • Contables: son los registros de cobros y pagos en la fecha y vencimientos de forma que reflejen la realidad de la empresa

Para establecer un buen plan de tesorería se pueden distinguir dos tipos de control: el interno y el externo

  • El interno es aquel control de normativa interna de la empresa, esto es, definir normativas en cuanto a disponibilidad en caja de efectivo, personas responsables para autorizar un gasto determinado, negociaciones con proveedores y sobre todo el control contable.
  • En cuanto al control externo se trata de establecer legal y formalmente, qué personas y en qué límite tienen poder sobre las cuentas bancarias, cheques y retiradas de efectivo. Todo ello ha de estar perfectamente documentado y justificado por lo que sí, de entrada, se aplica una correcta normativa, en todo momento estará controlado el dinero de la empresa.

Estos controles son puramente administrativos y de gestión en la empresa pero lo que más nos interesa es establecer un control contable y más preciso para saber las fechas del año que nos conviene no gastar tanto y qué fechas estaremos más desahogados.

En Andorra es mejor establecer este control en formato cuatrimestral

¿Por qué lo creemos así? Pues porque cada cuatro meses tenemos algún período vacacional con entrada fuerte de turistas lo que hace que, las empresas que se dedican a la venta sobre todo, tengan más ventas y por tanto más entradas de tesorería: Semana Santa, Agosto y Navidad. El mes que, por norma se tienen menos ventas suele ser el mes de junio pero que no cunda el pánico. Lo tenemos todo previsto!

  • Comprar alargando vencimientos: no es ningún secreto pero si hacemos coincidir los vencimientos con las entradas más fuertes de tesorería tendremos mucha tranquilidad y lo que es más importante, podremos cumplir estrictamente con nuestros pagos.
  • No gastar en recursos innecesarios: siempre lo digo pero es que más importante pagar bien a nuestros empleados (si son eficientes sobre todo), que poner muebles de último modelo en nuestro despacho. Si queremos y nos apetece hacer gastos estéticos perfecto pero vamos a asegurarnos primero de poder cumplir primero nuestras obligaciones vitales (empresarialmente hablando) y luego ya vendrán los caprichos, así que tengamos siempre a mano una normativa de prioridades y a partir de ahí podemos organizarnos.
  • Tener siempre una reserva. Si somos previsores mejor, nunca sabemos si nos puede surgir un imprevisto y necesitar dinero a la vista para poder hacerle frente. Así que, permitiéndonos el tener siempre un dinero en la recámara, si nos hiciese falta más, seguramente tengamos menos problemas con las entidades bancarias para poder solicitar que nos hagan un préstamo.
  • Por último voy a nombre lo que más me gusta, y es hacer un comparativo de tesorería con el año anterior. Esto nos sirve para tener una orientación sobre las épocas del año en la que hacemos más gastos o tenemos más ingresos. A parte de tener un comparativo sí que podemos hacer una previsión actual teniendo en cuenta los vencimientos de cobros/pagos y la previsión de ventas según la época del año o eventos en concreto de nuestro modelo de negocio.

Este es un modelo del gráfico de tesorería en la empresa que realizamos en nuestra gestoría (estas cifras son ficticias). En él podemos ver la evolución de cada año y comprobamos que efectivamente los meses de menos entrada de tesorería suelen ser siempre los mismos, junio como mes de bajón absoluto para empezar a remontar en julio y agosto otra vez.

Control tesoreria

 

 

Control tesoreria de la empresa

Hablar del control de tesorería en la empresa es fácil, quizás lo más complicado es analizar la empresa en concreto y poder establecer pautas, controlar vencimientos y medirse a la hora de realizar gastos. Después de todo esto se trata de ir probando si nuestro modelo y control es el correcto.

Guardar

Guardar

Guardar

Control de tesoreria en la empresa
¿Valoras este post?