Consejos para ahorrar energía en días de calor

Ahorrar energía en días de calor es cada vez más necesario, sobretodo cuando a final de mes llega la factura de la luz.

Las altas temperaturas del verano han llegado y muchas personas que no pueden disfrutar de la frescura que ofrecen piscinas y playas, recurren a los aires acondicionados y ventiladores para poder soportar tanto calor, algo que en consecuencia, hace subir la factura de la luz.

Por suerte, podemos evitar que el verano nos regale una elevada factura eléctrica con estos trucos que os dejamos a continuación.

Trucos para ahorrar energía en la factura de la luz

Tarifa eléctrica

Lo primero, es comprobar si tienes contratada una tarifa eléctrica que te permita ahorrar. En Andorra por desgracia, tenemos pocas opciones a elegir pero si vives en otro país comprara las mejores tarifas eléctricas con tu tarifa actual contratada y consulta aquellas tarifas como las de discriminación horaria, que te permiten ahorrar más a final de mes.

Aire acondicionado

Para evitar que tu casa se convierta en un horno puedes recurrir al aire acondicionado, que en consencuencia hará subir tu factura.

Ten en cuenta de que cada grado de temperatura que bajas en tu aire acondicionado, te hace pagar más. Intenta no bajarlo más de 24º, así la factura de la luz no será tan dolorosa a final de mes. Por cada grado de temperatura que se aumenta el termostato, el ahorro energético es del 7%.

Ventiladores

Si quieres ahorrar todavía más puedes recurrir a los ventiladores ya que consumen un 90% menos y el movimiento del aire produce una sensación de descenso de la temperatura de 3º a 5º .

Un truco para evitar que el aire caliente entre en nuestra casa, es ponerlo mirando hacia la ventana. De esta manera evitamos que el aire caliente de fuera no entre y nuestra vivienda se mantendrá más fresca.

Si el aire que desprende el ventilador es muy caliente, otro truco consiste en colocar un recipiente con hielo frente a él con lo que conseguirás refrigerar el aire de la estancia.

Aparatos eléctricos

Para reducir algo más tu consumo de luz, evita tener conectados todos aquellos aparatos eléctricos que no utilices, así como encender luces mientras sea de día. Con ello además de ahorrar a final de mes, mantendrás tu casa más fresca.

Ventanas

Para refrescar la casa cuando el sol aprieta se recomienda penumbra ya que aporta frescor sin tener que pagar. Para ello baja persianas y corre las cortinas.

Otra opión que te puede ayudar a ahorrar hasta un 27% de luz es poner en las ventanas celosías venecianas. Su ventaja es que te permiten adaptar la cantidad de luminosidad necesaria para evitar que la estancia sufra una insolación excesiva y en consecuencia un aumento considerable de temperatura.

Toldos y parasoles

Si tienes la suerte de tener un balcón o una terraza, poniendo un toldo o un parasol exterior conseguirás reducir los rayos del sol y el calor hasta un 90%, según el tipo de toldo.

Bombillas

Las bombillas de bajo consumo tienen una mayor eficiencia energética y se calientan mucho menos. Con ellas ahorrarás y tu casa se calentará menos.

Electrodomésticos nuevos

Si tienes que comprar algún electrodoméstico nuevo, cómpralo de bajo consumo. Los más eficientes son aquellos que pertenecen a la categoría A+++, A++ y A+.

En el caso de las lavadoras, ponerla a baja temperatura, te permitirá un ahorro considerable. Hoy en día no es necesario recurrir a lavados de 90º ya que disponemos de detergentes y lavadoras que permiten sacar hasta las manchas más difíciles en agua fría.

Las secadoras consumen mucha energía. El verano es la época ideal para secar tu ropa al aire libre ya que la puedes recoger seca en menos de una hora.

Ordenadores

Si haces un uso continuo del ordenador en casa, tener una pantalla plana (TFT) te ahorrará dinero a final de mes ya que consumen menos energía.

Por otro lado, bajando su iluminación, apagando el monitor, quitando el salvapantallas, apagando el ordenador cuando dejamos de usarlo y no tener contectados impresora, escáner o altavoces, si no se están utilizando, contribuirá a reducir la factura eléctrica.

Agua

Ahorrando agua, se ahorra energía.  Recurre a duchas cortas, reduce el gasto de la cisterna, no dejes grifos abiertos mientras te lavas los dientes, o te afeitas, o mientras enjabonas los platos.

En verano no necesitamos tener el agua caliente a altas temperaturas. Bajando la temperatura del agua caliente en verano, también ahorrarás.

Consejos para ahorrar energía en días de calor
5 (100%) 1 vote