Consecuencias de no declarar el alquiler

Si te estás planteando la posibilidad de arrendar un piso, un local, o cualquier otro inmueble y se te pasa por la cabeza la idea de cobrar las mensualidades en negro, valora bien antes cuáles son las posibles consecuencias de no declarar alquiler. Porque la opción puede resultar muy suculenta, pero puede que si conoces lo que puede ocurrir cuando te pillan con las manos en la casa, sufras una repentina reducción en las ganas que tengas de hacerlo. Por lo general, el nivel de estas ganas suele ser inversamente proporcional al nivel de conocimientos al respecto, pero siempre hay quien se arriesga a sabiendas de lo que podría suceder.

La decisión final siempre va a ser del dueño del lugar puesto en alquiler, quien ha de valorar si le merece la pena o no arrendarlo de esta forma. En estos casos no suele ser válido tomar ejemplo de las personas a las que les haya podido salir bien la jugada, de hecho, resulta ingenuo pensar así, ya que, como se suele decir, la policía no es tonta y Hacienda tiene planteados numerosos mecanismos para detectar este tipo de fraudes.

Alrededor de un 28% de los alquileres no se declaran, un dato que nos brinda la empresa Alquiler Protegido y que supone que más de uno de cada cuatro arrendamientos son fraudulentos.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Quizás la respuesta resida en la ignorancia de los propietarios debido a la carencia de información, pero Innova Gestors podemos solucionar esto explicando tres datos muy sencillos. El primero de ellos resulta esperanzador, ya que nos vamos a referir a las deducciones al declarar un alquiler, y los dos últimos son tan disuasorios como reales: cómo detecta Hacienda estos movimientos y cómo te hará pagarlos si incurres en ellos, ¿te interesa? Toma asiento.

¿Existen deducciones a la hora de declarar el alquiler?

No nos engañemos, ser el propietario de un piso alquilado conlleva unas ganancias y, por lo tanto, también unos impuestos; ahora bien, es cierto que los beneficios fiscales en lo relativo al alquiler de una vivienda son bastante atractivos, lo que hace todavía más incomprensible el riesgo que se asume al apostar por el fraude. En primer lugar, siempre que el arrendamiento esté enfocado a la vivienda y no a lo laboral, el propietario estará exento de pagar el IVA que se desprende de sus ganancias.

Por otra parte, y en términos referentes al IRPF, son muchas las cuestiones que se pueden deducir de la base imponible de unas ganancias provenientes de un inmueble alquilado. Y es que como propietario podrás deducirte todos los gastos que tengan que ver con la vivienda, ya sea en lo que respecta a los suministros -si los pagas tú y no el inquilino-, en intereses de la hipoteca o en cualquier tipo de inversión enfocada a la conservación del propio habitáculo, entre otras cosas.

En definitiva, si te paras a pensar en las ganancias netas, en las deducciones al declarar y en las multas a las que tendrías que hacer frente si no lo haces, lo más sensato siempre va a ser hacer las cosas de manera legal. Además, en otro orden de cosas, alquilar una vivienda siempre resulta interesante; aunque no lo hagas pagarás impuestos por el simple hecho de tenerla en propiedad independientemente de si ésta está vacía o habitada.

¿Cómo puede Hacienda detectar los alquileres fraudulentos?

Como decíamos antes, la policía no es tonta, y esto significa que tienen diversos mecanismos para cazarte si incurres en este tipo de ilegalidades. Para que te hagas una idea, el modo más habitual de detección de alquileres fraudulentos proviene precisamente de los propios inquilinos, quienes obtienen sus propias deducciones al declarar el arrendamiento ante Hacienda y, como es lógico, no van a dejar escapar la oportunidad de hacerlo convirtiéndose así en delatores. Por supuesto, cuando el inquilino hace esto ha de indicar en el documento los datos del propietario, así que a Hacienda le resulta de lo más sencillo encontrarlo.

Por otro lado, si una vivienda completamente deshabitada presenta gastos de suministros como luz, gas o agua, es evidente que hay algo que no cuadra en estos datos y, entonces, lo que previsiblemente harán será investigar al propietario del inmueble. Por último, a todos nos puede tocar un vecino molesto, de los que seguro has escuchado hablar o incluso has podido sufrir; y sí, éstos también pueden convertirse en delatores para el fisco.

¿Cuáles son las multas por no declarar el alquiler?

En el hipotético caso de que a ti, después de haber leído este post, se te ocurriera asumir los riesgos de alquilar una vivienda y no declarar tus beneficios a Hacienda, has de saber que si el organismo se percatara de tu infracción obviamente recibirás tu correspondiente castigo. En estos casos lo más habitual es que te inviten a abonar todos los impuestos que has evadido con el fraude, y además añadan un 50% del montante de los mismos como sanción, así que parece que es como para pensárselo bien antes de hacerlo, desde luego.

No obstante, si la rentabilidad de arrendar un inmueble y declararlo ante Hacienda te ofrece algún tipo de dudas, siempre podrás contar con profesionales a este respecto para que te ofrezcan su ayuda. Nosotros, desde Innova Gestors, tenemos un largo recorrido en estos asuntos desde nuestra posición como asesores fiscales, financieros y contables para clientes de España y Andorra. Estamos a tu servicio, no dudes en contactarnos para resolver estos temas o cualquier otro en el que te podamos ayudar.

Consecuencias de no declarar el alquiler
5 (100%) 1 vote