Cómo elegir el mejor seguro para tu hogar

Llegar a casa y ver cómo un incendio se lo ha llevado todo o comprobar que te han robado no es plato de buen gusto, es por eso, que siempre debemos contratar un seguro del hogar, aunque no nos vaya a reparar el daño moral al menos, nos ayudaría económicamente a reparar el daño producido.

A la hora de elegir un seguro no lo tenemos muy en cuenta, pero hay que saber las coberturas que nos interesan y sobre todo el valor de la casa que vamos a asegurar. Distinguimos entre conteniente y contenido, y también entre las diferentes coberturas:

  1. Continente: es la propiedad en sí, la estructura y aquí entran en juego los materiales con los que ha sido construida, el año, localización.
  2. Contenido: No vale la pena mentir y decir que los muebles, electrodomésticos y otro contenido de nuestra casa valen poco. Hay gente que lo hace con la finalidad de pagar menos de prima, pero el inconveniente es que, en caso de siniestro, solo te pagarán por ese importe y no por el real. Lo mismo ocurre si pretendemos decir que la casa tiene un valor en muebles muy elevado, pero también es un error pues en caso de siniestro solo nos pagarán por lo que realmente falte, así que habremos pagado una prima elevada para nada.
  3. Revalorización de bienes: normalmente los seguros deben poder ofrecer esta posibilidad, ya que con seguridad el valor de los bienes dentro de tu hogar vaya variando a lo largo de los años, así como si realizas reformas considerables dentro de ella. Lo mejor es realizar un buen inventario y que la compañía lo certifique, pues así se evitan problemas en caso de siniestro.
  4. Responsabilidad civil y defensa jurídica: es importante saber si el seguro cubre la responsabilidad civil, cosa que es muy importante pues nos cubre en caso de hacer un daño a terceros, por ejemplo, a un vecino en caso de inundación por nuestra culpa.
  5. Robo: debemos fijarnos en esta cláusula ya que a veces los seguros para hacerse cargo de esto, estipulan que el dicho robo haya sido realizado con violencia, es decir, que se haya puesto en peligro la integridad física del asegurado.

Las coberturas que deberían incluir un seguro para tu hogar

  1. Incendios
  2. Daños por causas climatológicas
  3. Daños eléctricos y por agua
  4. Rotura de cristales, sanitarios y vitrocerámica
  5. Robo y actos vandálicos
  6. Cambio de cerraduras
  7. Responsabilidad civil y defensa jurídica

 

¿Necesitas algo más a la hora de elegir el mejor seguro para tu hogar?

Habrá compañías aseguradoras que nos añadan o nos ofrezcan seguros complementarios junto al del hogar, pero conviene revisar bien si son imprescindibles o buenos en nuestro caso, esto suelen ser: asistencia en viaje, seguro de robo en la calle, asistencia a empleados domésticos o incluso el uso fraudulento de tarjetas.

El mejor consejo: comparar, comparar y comparar. Coberturas y precios, leerse bien la letra pequeña y pedir información de cómo actúa el seguro en caso de siniestro pues no es lo mismo que nos ofrezcan alojamiento durante un mes después de un incendio, que si nos los ofrecen mientras no arreglen los desperfectos.

Así que, si estás pensando en asegurar tu hogar, pide varios presupuestos, valora lo que haya dentro del mismo haciendo un pequeño inventario y sobre todo léete la letra pequeña.

Cómo elegir el mejor seguro para tu hogar
5 (100%) 1 vote