Coberturas de la Seguridad Social en España

En los últimos años, la Seguridad Social en España se ha visto más que nunca sometida a un debate nacional. Asuntos como el copago, los asegurados, los beneficiarios y, sobre todo, cuáles son las coberturas de este organismo para los ciudadanos, han ocupado grandes espacios en la política del Estado y en las páginas, pantallas y ondas de los medios de comunicación de todo el país.

Sin embargo, entre tanto ir y venir de información y los incontables dimes y diretes que rodean estas cuestiones, los principales perjudicados son, precisamente, los usuarios de estos servicios, que cada vez se encuentran con más incógnitas al respecto. Así pues, desde Innova Gestors hemos decidido abordar el tema para que al menos puedas tener claro a qué debes atenerte en cada caso, conociendo correctamente qué está cubierto y qué no lo está por parte de la Seguridad Social.

En esta ocasión, empezaremos la casa por el tejado, puesto que lo que más nos interesa son los aspectos que sí quedan completamente cubiertos por la Seguridad Social. De este modo, primero valoraremos otro tipo de servicios siguiendo la misma clasificación que este organismo ha hecho a la hora de estructurarse.

Señalaremos pues, en primer lugar, los servicios que se ofrecen pero no quedan cubiertos económicamente, continuaremos con los que se subvencionan de manera parcial y finalizaremos con los que resultan totalmente gratuitos para los ciudadanos.

Cartera común de servicios accesorios del SNS

Cuando hablamos de los servicios accesorios provenientes del Sistema Nacional de Salud, nos estamos refiriendo a actividades, técnicas o servicios que no están considerados como prestaciones de la Seguridad Social, pero que ésta ofrece a determinados grupos, aunque no sea de un modo gratuito. Se trata de aspectos que no se consideran esenciales, pero que son de gran ayuda, por ejemplo, para las patologías de carácter crónico, entre otros.

De este modo, los usuarios podrán tener acceso a determinados servicios que, sin ser de carácter esencial, suponen un gran apoyo para ellos; sin embargo, tendrán que poner a cambio un dinero de su bolsillo, que responderá siempre al porcentaje del total pautado por las normas de la regulación farmacéutica, o incluso al reembolso. Digamos que, en el primer caso, se trata del famoso copago de los productos farmacéuticos llevado a otros términos.

Cartera común suplementaria del SNS

Por otra parte, nos encontramos con lo que desde el Sistema Nacional de Salud se ha denominado como cartera común suplementaria, que afecta a diversas disciplinas y servicios de carácter sanitario derivados de las coberturas de la Seguridad Social. A nivel económico, las diferencias con la cartera anterior residen en que en este caso el copago es la norma.

Los porcentajes del importe que han de pagar los asegurados y sus beneficiarios se establecen siempre según las normas de la regulación farmacéutica, un ámbito que, precisamente, queda englobado en este grupo de servicios y que siempre irá adscrito a las circunstancias individuales de cada cual a la hora de calcular los mencionados porcentajes.

Además de la prestación farmacéutica, el resto de prestaciones que se engloban en la cartera común suplementaria del Sistema Nacional de Salud son la ortoprotésica, la que hace referencia a los productos dietéticos y el transporte sanitario no urgente, que, aunque pueda resultar controvertido, siempre quedará sujeto a la prescripción facultativa, tomándose la decisión únicamente por razones clínicas.

Cartera común básica de servicios asistenciales del SNS

Por último, el aspecto que resulta más interesante dentro de las coberturas de la seguridad social, reside en el grupo de servicios que resultan completamente gratuitos para todos los asegurados y sus beneficiarios. Cabe señalar que, a pesar de que en los últimos años esta institución se ha visto rodeada por los polémicos recortes, sigue siendo una de las mejor consideradas a nivel mundial.

Entre otras cosas, esta valoración se debe, precisamente a las coberturas gratuitas que ofrece la que se conoce como cartera común básica de servicios asistenciales del Sistema Nacional de Salud. Donde se engloban al completo todas las actividades asistenciales de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación que tienen lugar en todo tipo de centros sanitarios y sociosanitarios de carácter público. Asimismo, cuando un ciudadano requiere de un servicio de transporte sanitario de manera urgente, su precio al completo también será cubierto por la Seguridad Social.

Un apunte que se señala a este respecto desde el propio servicio, es que cualquiera de estos trabajos será llevado a cabo con total garantía de calidad y en igualdad de condiciones para todos los ciudadanos, favoreciendo la accesibilidad a aquellos que presenten mayores dificultades para llegar a ellos.

Cartera de servicios complementaria de las Comunidades Autónomas

En otro orden de cosas, por la parte que respecta a las competencias de las Comunidades Autónomas, es importante saber que, bajo ningún concepto, las cuestiones anteriormente señaladas pueden verse reducidas o mermadas. En todo caso, y lo que sí se posibilita desde el Sistema Nacional de Salud, es que bajo los presupuestos que se manejan en cada una de las autonomías, se pueden añadir mejoras en los servicios existentes o nuevos ofrecimientos para los ciudadanos.

Conclusiones acerca de las coberturas de la Seguridad Social en España

En conclusión, podemos agrupar y enumerar todos los servicios que quedan bajo la cobertura de la Seguridad Social en España, ya sea de manera total o parcial, siendo diez las subsecciones en las que se dividen estas tareas: Salud Pública, Atención primaria, Atención especializada, Atención de urgencia, Transporte sanitario, Productos dietéticos, Prestación ortoprotésica, Prestaciones farmacéuticas, Servicios de información y documentación sanitaria y Accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

En cuanto al último de los servicios mencionados, cabe destacar que en España ofrecen una cobertura igual a la del resto de dolencias; es decir, que los problemas originados por el ejercicio profesional se atenderán del mismo modo que si sus causas fueran otras, ya que todo está cubierto por parte de este organismo. Sea como fuere, siempre podrás contar con nuestra ayuda y asesoramiento si tienes cualquier duda a estos efectos, puesto que somos asesores contables, financieros y fiscales, y contamos con una gran experiencia en España y en Andorra, lugares en los que trabajamos.

Coberturas de la Seguridad Social en España
5 (100%) 1 vote