¿Beneficia a mi IRPF abrir un plan de pensiones?

Una de las primeras cuestiones que se plantea cualquier individuo ante la decisión de abrir un plan de pensiones se encuentra en si éste beneficiará a su IRPF o no. En muchos casos, el hecho de saber que existen ciertos beneficios fiscales es uno de los factores primordiales a la hora de dar el paso; sin embargo, otras veces el desconocimiento hacia estos asuntos y las dudas y desconfianzas que esto genera, acaban derivando en un paso atrás que propicia que nunca se llegue a apostar por este producto financiero.

Si bien es cierto que resulta perfectamente comprensible la mencionada desconfianza cuando no se conocen del todo bien las condiciones, la realidad nos dice que en muchas ocasiones no se hace todo lo posible por despejar estas dudas en los ciudadanos, algo que a veces supone la pérdida de oportunidades de contratación de los planes de ahorro.

Por este motivo, desde Innova Gestors vamos a tratar de explicar con simplicidad el funcionamiento de estos impuestos en torno al plan de pensiones, y así despejar algunas dudas que no benefician ni a los usuarios, ni a las entidades financieras.

Las premisas a tener en cuenta a la hora de dilucidar este asunto son básicas: intuimos que al abrir un plan de pensiones nos podemos deducir el IRPF por los ingresos que hayamos realizado, pero ¿de qué cantidades estamos hablando? ¿Es real esta deducción? Preguntas que comienzan a responderse en la siguiente premisa, que reside precisamente en el rescate del propio plan, y en la tercera y última de estas premisas, que no es otra que la diferencia entre unos resultados y otros, para simplificar.

El IRPF en las aportaciones a un plan de pensiones

Cuando se trata de ahorrarnos el IRPF mediante las aportaciones que hacemos a un plan de pensiones, en realidad, en términos fiscales no es que se trate verdaderamente de una deducción, sino en cierto modo, de una reducción de la base imponible. Simplemente el proceso es similar al que se desarrolla al hacer una inversión, ya que cuando se ingresa una cantidad al plan, ésta se resta de la base imponible en cuestión.

Como puedes ver nos estamos refiriendo a un proceso relativamente sencillo, y es que si tienes unas ganancias y decides invertir parte de ellas en su ingreso en un plan de pensiones automáticamente van a dejar de formar parte de tu base imponible y, por consiguiente, no tendrías que pagar impuestos que respondan por ellas.
Y hasta aquí todo bien, pero lo que sucede es que cuando llega la jubilación y uno decide rescatar su plan de pensiones, el IRPF vuelve a entrar en escena: tanto cobras, tantos impuestos has de pagar a Hacienda, que te estará esperando durante toda tu vida laboral hasta el momento de tu retiro.

El IRPF en el rescate de un plan de pensiones

Llegado el momento del rescate que citábamos, se han de valorar seriamente los procesos a la hora de hacerlo; el cuándo y el cómo son muy importantes y en alguna ocasión ya te hemos hablado de ellos. Por lo general, existen tres opciones a la hora de recibir tu dinero: en forma de capital, en forma de renta o de manera mixta, lo que significa que podrás recibirlo todo de golpe, en cuantías mensuales que queden estipuladas, o bien recibiendo una cantidad más grande en un primer momento y el resto en menores cantidades mensuales.

De este modo, lo más recomendable es que te adaptes siempre al plan que más te convenga, aunque lo más habitual es cobrar el plan de pensiones en forma de renta, precisamente para beneficiarse de las deducciones que uno ha ido obteniendo a lo largo de toda su vida laboral. Todo dependerá del escalón salarial en el que cada uno se encuentre a lo largo de su vida y el que mantenga al final de ella, porque, al fin y al cabo, a ojos de Hacienda un plan de pensiones es como un salario.

¿Existe beneficio en el resultado final?

De este modo, el beneficio para el IRPF en el resultado final al haber adquirido un plan de pensiones puede llegar a ser bastante importante. Puesto que, si a lo largo de los años uno ha ido prescindiendo de una parte de su sueldo y con ello ha evitado pagar este impuesto, cuando llegue el momento del rescate, haciéndolo en forma de renta podría asumir un escalón salarial más bajo y, por lo tanto, abonar un menor porcentaje de IRPF a Hacienda por ese dinero.

Como ves, está claro que se puede obtener un beneficio en cuestiones de impuestos a la hora de adquirir un plan de pensiones, aunque si tienes más dudas a este respecto nos puedes consultar cuando lo desees. En Innova Gestors contamos con una gran experiencia como asesores fiscales, contables y financieros en España y en Andorra, una trayectoria que ponemos a tu disposición para servirte de ayuda cada vez que lo requieras.

¿Beneficia a mi IRPF abrir un plan de pensiones?
¿Valoras este post?