5 maneras de fidelizar a los empleados y ser una empresa diez

Fidelizar a los empleados es cada vez más necesario, sobre todo si pensamos en avanzar con nuestra empresa y tener una buena garantía de continuidad profesional. No tendría mucho sentido pensar que tenemos una empresa con buenos clientes, si lo más importante lo tenemos descuidado. Y eso sin duda, es la mano de obra: nuestros empleados.

A parte de favorecer un buen ambiente laboral y unas condiciones de trabajo óptimas, existen otras maneras más informales pero que también hay que tener en cuenta.

Propuestas para fidelizar empleados

Algunas de las propuestas más comunes para fidelizar a los empleados consisten en implicarlos en los resultados de las empresa, bien en forma de acciones o pagando una prima por ventas o beneficios.

Otras opciones, consisten simplemente, en realizar planes fuera de la empresa y favorecer ese ambiente idóneo donde ir a trabajar sea un buen plan. Para nosotros y siempre bajo nuestro punto de vista (objetivo) los 5 puntos más importantes para retener talento son:

1. Comunicación, diálogo y flexibilidad: un responsable no debe ser alguien inaccesible en la empresa, debe transmitir cercanía, confianza y ser totalmente abierto al diálogo con los empleados. A veces un trabajador puede aportar aquella idea o propuesta que marca la diferencia entre una empresa cualquiera y una empresa cuyos empleados son felices.

La puntualidad es uno de los puntos que más valoran las empresas pero el poder salir puntualmente a realizar alguna gestión personal es un detalle que todo empleado agradece. Que un empleado se ausente un par de horas y por necesidad, no es algo que la empresa deba echarle en cara, sino que se puede tomar como una flexibilidad, ya que el empleado en épocas de trabajo fuerte, quizás se acabe quedando más rato del que le toca.

Al final se trata de buscar un punto de equilibrio entre ambas partes. Uno de los motivos más frecuentes que impulsan a un empleado a salir de la empresa es precisamente la falta de diálogo y de espectativas profesionales, es por ello que este es el punto que hay que tener más claro si queremos fidelizar a un empleado y retener talento en la empresa.

2. Que se note en la nómina, por supuesto: Los incentivos y gratificaciones es algo que no debería faltar. Está claro que todos trabajamos porque tenemos que ganar dinero, por eso también nos gusta cuando nos dan una paga extra, nos gratifican por haber llegado a una determinada cifra de venta o por haber conseguido cerrar el mes con un determinado objetivo cumplido.

Este tipo de incentivos se puede llegar a pactar con el empleado ya que así existirá un compromiso y esfuerzo por su parte, además lo idóneo para el empleado es saber el objetivo que debe conseguir y así poderse enfocar más claramente.

3. Espacio para descansar: es básico, pero en muchas empresas no se ofrece, ni se tiene por costumbre el tener agua a disposición de los empleados ni mucho menos comida. No hablamos de exagerar, pero una nevera con agua, cafetera y algún tentempié sano como la fruta, favorecen nuestras necesidades vitales. Si, también en el trabajo.

4. Vida social fuera de la empresa: en Innova Gestors tenemos una norma no escrita que dice que, todo aquel que cumple años está obligado moralmente a traer el desayuno a sus compañeros. En realidad es un detalle que solemos tener y que a medida que lo ha ido haciendo un compañero, se repite con todos los demás hasta el punto que ya vamos haciendo la cuenta atrás para consentirnos un poquito. Es una buena manera para salir de la rutina, hacer un parón en el trabajo y hablar de otros temas.

Lo mismo se puede aplicar a realizar alguna que otra actividad de convivencia tales como ir a esquiar (tan típico en Andorra) o hacer alguna celebración diferente. De vez en cuando un relax ayuda a la concentración posterior 🙂

5. Un detalle del jefe (o jefa), nunca está de más, ¿a quién no le gusta que le tengan en cuenta a la hora de tomar decisiones? ¿o que le feliciten por sus logros y trabajo buen hecho? El deber del responsable de la empresa es valorar y recompensar los esfuerzos y logros de todo trabajador. Una buena idea es contemplar los puentes festivos y poder ir turnando a los empleados para que se cojan aquel lunes libre cuando el martes es fiesta. O porqué no, establecer las tardes libres en semanas especiales como Semana Santa, semana de carnaval…etc.

Todo eso es un plus para que los empleados se sientan cómodos y a gusto. No todo va a ser trabajar y trabajar… El tiempo libre y de descanso también favorece a la empresa.

Ahora que ya sabes los puntos más importantes para retener a tus empleados, ¿cuáles ya aplicas y cuáles vas a valorar para ponerlos en práctica?

5 maneras de fidelizar a los empleados y ser una empresa diez
5 (100%) 3 votes